Mi Testimonio Personal Acerca de los Sacramentos


CAPÍTULO - 13
 

Es curioso que la palabra "sacramento", término católico romano que significa "un signo visible y tangible mediante el cual Dios se acerca a nosotros, se compenetra en nuestras vidas, y nos atrae a sí mismo por medio de su gracia...se deriva de la traducción latina del vocablo griego misterion , que quiere decir 'misterio'" (Basics of the Faith: A Catholic Catechism, p. 151). Tres de los siete sacramentos o "misterios" son: el Bautismo Infantil, la Sagrada Eucaristía en la que Jesús se dice estar real y verdaderamente presente y que es en realidad un misterio diferente a todos los demás; y el Orden Sacerdotal por medio del cual aquellos que quedan constituidos como ministros sagrados o sacerdotes toman el voto de castidad como disciplina de la Iglesia Católica Romana, a pesar de que la Biblia dice: "No es bueno que el hombre esté solo" y "...es necesario que el obispo sea irreprochable, marido de una sola mujer, sobrio, prudente, decoroso... que no sea dado al vino..." (Gén. 2:18; 1 Tim. 3:2, 3).

Todo lo que que tenemos que hacer es leer los periódicos para darnos cuenta del fruto de este "Sagrado Sacramento". Abundan los informes acerca del comportamiento vil y promiscuo de los curas célibes. He aquí algunos de los titulares: "Los Curas y la Pedofilia: Hay que Romper el Silencio"; "Los Casos de Abuso Sexual Minan el Presupuesto de la Iglesia"; "Litigios por Causa de Abuso Sexual"; y "Se Informa que el 40% de los Curas Son Homosexuales". Que mundialmente los curas homosexuales estén muriendo de SIDA no es nada de sorprendente. En realidad, en años recientes la Iglesia Católica Romana ha gastado un billón de dólares en arreglos extrajudiciales de casos concernientes a líos sexuales de los curas. ¿Acaso no fue acertada la siguiente profecía del apóstol San Pablo?—"Pero el Espíritu dice claramente que, en los últimos tiempos, algunos apostatarán de la fe, escuchando a espíritus engañadores y a doctrinas de demonios, de hipócritas y mentirosos, cuya conciencia está cauterizada. Estos prohibirán casarse y mandarán abstenerse de alimentos que Dios creó para que con acción de gracias participaran de ellos los creyentes y los que han conocidido la verdad..." (1.Tim. 4:1-3). En vista de que han sido expuestas las aventuras o hazañas sexuales de curas supuestamente célibes, las palabras de Pablo resultan ser hartamente apropiadas: "Hipócritas y mentirosos [así son los prelados que predican la moral, denuncian el homosexualismo y el aborto, y dicen haber tomado votos de castidad mientras que ellos mismos practican la depravación sexual], cuya conciencia está cauterizada [insensible, no funciona]" (1 Tim. 4:2). Roguemos a Dios que ellos se arrepientan de tales obras. Como prueba adicional de que 1.Timoteo 4 se aplica a la Iglesia Católica Romana añado que yo me crié en un hogar católico donde se me prohibía comer carne los viernes. En lugar de la carne, mi mamá me servía pescado. Más adelante la Iglesia cambió el reglamento aplicándolo sólo a la Cuaresma. De todos modos esto cumple la profecía.

Estimados amigos, cuando yo era niño católico, yo no solamente les confesaba mis pecados a los curas (muchos de los cuales cometían pecados graves) sino que también ofrecía oraciones y encendía velas en favor de mis seres queridos fallecidos. Yo les rezaba a los santos y a la Virgen María arrodillado delante de sus imágines y decía miles de Avemarías. Hoy me doy cuenta de muchas otras prácticas babilónicas en que yo tomaba parte sin darme cuenta. Como ejemplo, menciono las siguientes: mi bautismo infantil (debido a la creencia de mi familia en el pecado original); mi participación en el Sacrificio de la Misa que es una celebración de la Eucaristía (Sagrada Comunión) en el cual tomé parte centenares de veces; y mi creencia en el Purgatorio, lugar en que yo podía todavía ser purificado de pecado aun después de muerto. Para redimir mi pasado, siento que es necesario que yo exponga la procedencia pagana de estas costumbres católicas que constituyen otros de los rasgos característicos del "Misterio: Babilonia la Grande, Madre de las Rameras" y de esta manera ayude a otras personas a ganarse el visto bueno, o sea, la aprobación de Dios en el conflicto venidero:

1. El bautismo infantil. La Biblia en ninguna parte menciona ni un solo instante de bautismo infantil. Sin embargo, si uno acepta la doctrina católica romana del pecado original - que toda persona que nace en este mundo hereda el pecado, la culpa, y la condenación del pecado de Adán - entonces, si una persona muere antes de ser bautizada, sea infante o no, se pierde para siempre. Por tanto, el catolicismo romano aboga en favor del bautismo infantil como medio para limpiar o purificar a la criatura de su pecado original. Hoy me doy cuenta de que como infante al fin, yo era incapaz de elegir si me hacía o no católico, y así pasa con millones de bebés en el mundo. Yo me hice miembro de esa iglesia antes de poder hablar o pensar por mí mismo. ¿Había yo aceptado a Jesucristo como mi Salvador personal a la edad de unos cuantos meses? ¡Claro que no! Pero la Iglesia Católica sustituye la fe de la iglesia por la del niño. Además, el bautismo, que debe ser por inmersión [el cuerpo entero es sumergido completamente en agua (véase Mateo 3:16) y no el derramamiento de agua sobre la frente de la persona], es una profesión pública de parte del candidato de que ha aceptado a Cristo como Salvador personal de pecado cuya muerte como sustituto suyo en la cruz le trajo redención. Es una declaración de que "nuestro viejo hombre [el hombre carnal]" es sepultado en el agua, "para que el cuerpo del pecado sea destruido, a fin de que no sirvamos más al pecado" [algo de lo cual un infante no sabe absolutamente nada] (Rom. 6:6). El bautismo viene siendo un "sello de la justicia de la fe" (Rom. 4:11) que la persona recibe antes de ser bautizada, por cuanto está escrito, "El que cree y sea bautizado, será salvo..." (Marcos 16:16). La fe verdadera es evidencia de un nuevo corazón, de una naturaleza regenerada. (Véase Gálatas 2:20.) Estos conceptos presuponen la madurez de la persona y de ninguna manera pueden aplicarse al caso de un bebé.

Mis caros amigos, la doctrina y disciplina del papado romano, al igual que muchas otras de sus doctrinas, carecen de base bíblica. Por lo tanto, la "regeneración por medio del bautismo" - la creencia de que los pecados, inclusive "el pecado original", son borrados por el agua que se usa y no por la fe en la sangre purificadora de Cristo que precedió la ceremonia bautismal - es fundamentalmente un artículo de fe romano. Es como si fuera el bautismo mismo, o las obras y no la fe, lo que justifica y perdona nuestros pecados. A diferencia de esto, la Biblia declara: "Con mucha más razón entonces, habiendo sido ya justificados en su sangre [no por el bautismo, que es la declaración pública que hace la persona después de haber aceptado a Cristo y su sacrificio expiatorio, y se ha arrepentido y confesado los pecados a su Salvador, por lo cual es llamado 'bautismo de arrepentimiento para el perdón de pecados' (Marcos 1:4)], por él seremos salvos de la ira" (Romanos 5:9; véase también Romanos 3:24, 28; 4:2; 5:1). Roma declara que el bautismo es absolutamente necesario para la salvación, tanto así que los niños que mueren sin haber recibido el sacramento del bautismo no podrán entrar en la gloria (a menos que, en conformidad con la doctrina católica, hayan recibido el bautismo de sangre o de entrega de vida por amor a Cristo o por medio de una virtud cristiana, como fue el caso de los niños que fueron matados por el Rey Herodes) y los beneficios del bautismo son tan grandes que se dice que en todos los demás casos "nos regenera por medio de un nuevo nacimiento espiritual, haciéndonos hijos de Dios". Ha de considerarse como "la primera puerta por la cual hemos de entrar al redil de Jesucristo; por lo tanto, los méritos de su muerte son aplicados a nuestras almas por medio del bautismo...para satisfacer la justicia divina a causa de todas las acusaciones que había contra nosotros bien sea por causa del pecado original o del actual [el personal, el que nosotros mismos cometemos]" (Bishop Hay, Sincere Christianity, pp. 363, 358). ¡Esto contradice la Biblia! ¿Qué si el niño Juan el Bautista hubiese muerto en el vientre de su madre? ¿Qué le hubiera pasado? ¿Se le hubiera negado del todo la entrada al cielo, según lo exige la doctrina de Roma? Estas son las preguntas que suscita una enseñanza tal. Amigos, si esta doctrina no procede de la Biblia, ¿cuál es su fuente de origen?

Se derivó del paganismo - ¡viene de Babilonia! En los misterios caldeos, antes de que se recibiese instrucción alguna, se requería ante todo que el iniciante se sometiera al bautismo como señal de una obediencia ciega y absoluta [como es el caso de un niño que es incapaz de elegir]. Los paganos bautizaban a sus niños "rociándolos con agua o sumergiéndolos recién nacidos en lagos o ríos" (Antiquities, t. 1, p. 335).

2. El Sacrificio de la Misa, la Presencia Real en la Sagrada Eucaristía, y la hostia usada en la celebración eucarística. De acuerdo a la enseñanza católica, cada Misa es un verdadero sacrificio en el cual el Cristo resucitado está completamente presente sobre el altar como víctima bajo las apariencias de pan y vino y es ofrecido de nuevo ante Dios el Padre por la Iglesia como expiación de los pecados de todo el mundo. Se considera que en cada celebración eucarística se renueva de un modo incruento (no sangriento) el sacrificio único y universalmente eficaz hecho libremente por el mismo Cristo en la cruz para redimir el mundo. ¿Cómo es posible redimir a alguien por medio de un sacrificio incruento cuando la Biblia claramente dice: "Sin derramamiento de sangre no hay remisión [de pecado]" (Hebreos 9:22), y "En él [en Jesús] tenemos redención por su sangre, el perdón de pecados según las riquezas de su gracia" (Efesios 1:7)? A pesar de esto, según la doctrina católica, "La Santa Misa es el sacrificio idéntico al de la Cruz, dado que Cristo, quien se ofreció a sí mismo a su Padre Celestial, sigue ofreciéndose a sí mismo de modo incruento sobre el altar por medio del ministerio de los sacerdotes" (A Catechism of Christian Doctrine, p. 47). La Misa es el medio por el cual se aplican los méritos del Calvario y es algo que se hace repetidamente. Se ve fácilmente que la doctrina de la Iglesia Católica Romana contradice las Escrituras. La Biblia dice: "...porque no entró Cristo en el santuario hecho por los hombres, figura del verdadero, sino en el cielo mismo, para presentarse ahora por nosotros ante Dios. Y no entró para ofrecerse muchas veces... pero ahora... se presentó una vez para siempre por el sacrificio de sí mismo para quitar de en medio el pecado. Y de la manera que está establecido para los hombres que mueran una sola vez, y después de esto el juicio, así también Cristo fue ofrecido una sola vez para llevar los pecados de muchos" (Hebreos 9:24-28). "Asimismo, Cristo padeció una sola vez por los pecados, el justo por los injustos, para llevarnos a Dios..." (1.Pedro 3:18). Además, ¿que quiso decir Jesús cuando exclamó desde la cruz poco antes de expirar, '¡Consumado es!'? (Juan 19:30.)

La Misa es la celebración de la Santa Eucaristía. El sacerdote que ofrece o celebra la Misa, conocido como celebrante, lee o canta en latín. Pero la ceremonia se traduce a varios idiomas para que todos los presentes puedan entenderla. La Santa Misa se compone de dos partes básicas: la Liturgia de la Palabra y la Liturgia Eucarística. Su propósito es "volver a presentar el más grande evento de la historia de la fe cristiana - el misterio pascual - la pasión, muerte, resurrección y ascención de nuestro Señor y Salvador Jesucristo...En la Oración Eucarística durante la cual la solemne Consagración del pan y del vino se lleva a cabo... los católicos creen que en ese momento, por el poder soberano y la voluntad de Dios, el pan y el vino de veras se convierten en el cuerpo y la sangre de Jesucristo". "Lo que se recibe no es simbólico... sino que realmente se come el cuerpo de Cristo y se bebe su sangre aunque nuestros sentidos sigan percibiéndolo como pan y vino... Los cristianos católicos creen que cuando reciben el pan y el vino eucarísticos, están realmente participando del cuerpo y la sangre de Jesucristo" (Basics of the Faith: A Catholic Catechism, pp. 195, 196, 164, 165). ¡Qué blasfemia más grande! ¡El sacerdote, o celebrante - una mera criatura - tiene el atrevimiento de crear, por así decirlo, al mismo Creador! Tomando en cuenta que se celebran muchas misas semanalmente alrededor del mundo, vale preguntar si los millones de hostias que se utilizan al mismo tiempo en el mundo entero se convierten en el cuerpo real de Cristo.

El otro día llamé una librería católica para preguntar acerca de lo que estamos comentando y dio la casualidad que la dependienta le pasó el teléfono a un cura que se encontraba allí, que según ella estaba mejor capacitado para contestar mi pregunta. Le pregunté al clérigo si la fracción del pan representaba el quebrantamiento del cuerpo de Cristo o sea, su sacrificio por nosotros. Me dijo que sí. Después le pregunté que cuántas veces se levanta la hostia sobre el altar y me dijo que dos. Luego agregó: "La segunda vez que la Hostia - el cuerpo de Jesús - y el cáliz de su sangre son elevados, el sacerdote dice, 'Por Él, con Él y en Él, en la unidad del Santo Espíritu, a ti, Eterno Padre, sea el honor y la gloria por todos los siglos". Entonces le pregunté si el pan y el vino eucarísticos se convierten en el cuerpo y la sangre real de Cristo. Me siguió diciendo: "El término filosófico que usamos para refirnos a esto es transubstanciación, lo cual quiere decir que la substancia del pan y del vino se convierten en la substancia de la Deidad, la cual es Cristo". Luego dijo, "Un luterano diría que no es nada más que pan, pero para un católico ¡es Cristo! "La Misa", subrayó el sacerdote, "es una nueva representación de lo que acaeció hace 2.000 años y tiene significado para nosotros hoy día". Acabó preguntándome si yo comprendía lo que me había dicho. "¡Perfectamente!" le dije yo, a lo cual contestó: "Excelente. Tengo alumnos en mis clases que no entienden lo que usted ha captado tan prontamente".

Nos informan los historiadores que no se permitía el ofrecimiento de sangre sobre los altares de la Venus asiria—la gran diosa de Babilonia. La misma forma que tiene el sacrificio incruento o no sangriento de Roma puede también denotar su origen. La hostia eucarística, que se quebranta así como lo fue el cuerpo de Cristo, es una oblea pequeña, delgada y redonda. Es su redondez lo que más enfatiza la Iglesia de Roma. ¿Qué fue lo que indujo al papado a insistir tanto en la redondez de su incruento sacrificio? Claramente no fue la Biblia porque ella no se refiere al uso de una hostia redonda en la Santa Cena sino que, por el contrario, el Señor tomó pan, lo bendijo y partió, y dijo: "Tomad, comed; esto es mi cuerpo que por vosotros es partido; haced esto en memoria de mí" (1.Corintios 11:24). Pero si nos fijamos bien en los antiguos altares de Egipto, descubriremos allí la hostia redonda. La imagen del disco, tan común entre los emblemas de Egipto, era símbolo del sol en honor de Osiris, la deidad solar. "En Egipto, el disco del Sol estaba representado en los templos...En el gran templo de Babilonia, la imagen dorada del Sol se exhibía como objeto de adoración para los babilonios. En todo respecto, pues, nos damos cuenta cuán apropiado es el nombre que Roma lleva escrito en su frente, 'Misterio: Babilonia la Grande'. Resulta impresionante descubrir que la imagen del sol, a la cual el Israel apóstata rendía culto, había sido puesta encima de los altares. Cuando el buen rey Josías emprendió su obra de reforma, sus siervos llevaron a cabo esta obra de la siguiente manera: "Fueron derribados en su presencia los altares de los baales, e hizo pedazos las imágenes del sol que estaban puestas encima..." [1.Crónicas 34:4] (The Two Babylons, pp. 162, 163). El vocablo Eucaristía es de uso católico romano, pero con mayor frecuencia se está empleando en algunas iglesias protestantes hoy día. A decir verdad, cuando el Papa Juan II visitó Estados Unidos, muchos protestantes acudieron en tropel a verlo junto con los católicos. Yo escuché que algunos vieron a ministros protestantes y sus feligreses besando el anillo del papa. ¡Evidentemente los esfuerzos ecuménicos de Juan Pablo por organizar a todas las iglesias bajo su mando están dando resultados! La herida mortal ha estado sanando maravillosamente bien. En realidad, ¡es posible que haya sanado del todo!

3. El Purgatorio. Aunque no es uno de los sacramentos, cuando yo era católico creía en la doctrina del purgatorio. Según la Iglesia Católica, el purgatorio es un sitio o estado de sufrimiento después de la muerte en el cual "Dios purga o purifica el pecado que queda en la persona como también los efectos del pecado que impiden que la persona goce de una comunión completa con el Dios del cielo" (Basics of the Faith: A Catholic Catechism, p. 306). Aunque no tiene base bíblica alguna, yo había creído ciegamente esta doctrina para tener seguridad de salvación. Siempre recuerdo el purgatorio como "ese otro lugar", fuera del cielo o el infierno, donde yo iría a parar si mi conducta no era lo suficientemente buena. Allí yo recibiría el castigo de fuego hasta que quedase limpio de todo pecado y, llegado a este punto, sería finalmente admitido en el cielo. "La tradición católica acerca del purgatorio incluye el concepto de la purgación del pecado por medio del fuego del amor y la santidad de Dios. El fuego quiere decir que hay dolor, así que no debiera sorprendernos que el purgatorio sea doloroso" (Id., p. 307). ¡Esto es completamente ridículo! ¿Cómo vamos a pensar que Dios literalmente quema a las personas por un tiempo con el propósito de purificarlas? ¿Acaso no se me había enseñado que la oración, las buenas obras, y la penitencia en verdad fomentan la obra de purificación propia, como también la de otras personas en la tierra y la de aquellos que están en el purgatorio? "La oración y el sacrificio en favor de los demás con el fin de quedar libres de pecado son algunas de las maneras principales mediante las cuales los santos - los miembros del cuerpo de Cristo que están en la tierra, en el cielo, o en el purgatorio - pueden auxiliarse unos a otros" (Id., pp. 307, 308).

Gracias a Dios que hoy yo creo en la justificación por la fe en Jesucristo, y no en la justificación por las obras para hacerme acreedor de la salvación. ¡No creo en las penitencias y los "Sacramentos" de Roma, sino en la misericordia y poder de Dios y de su gracia! "Nos salvó, no por obras de justicia que nosotros hubiéramos hecho, sino por su misericordia, por el lavamiento de la regeneración y por la renovación en el Espíritu Santo, el cual derramó en nosotros abundantemente por Jesucristo, nuestro salvador..." (Tito 3:5, 6). Pese a esto, El Trueno de la Justicia asevera que los videntes de Medjugorje alegaron haber visto el purgatorio, sosteniendo que en dicho lugar "hay diferentes niveles, algunos cerca del Cielo y otros cerca del infierno". Y añaden: "María ha recomendado que se rece por lo menos siete Padre Nuestros, siete Ave Marías y siete Glorias y el Credo de los Apóstoles, por las almas del purgatorio y sus intenciones. María ha señalado que las almas del purgatorio esperan nuestras oraciones y sacrificios" (El Trueno de la Justicia, p. 211). ¡Una vez más, mis amados amigos, podemos ver claramente que el que promueve este error no es la Virgen María, sino un demonio disfrazado!

 

[capítulo anterior] [tabla de contenidos] [capítulo siguiente]


 

[ sistema universal de adoracion forzada ]  [ la gran controversia ]
[
la Virgen María - ¿está muerta o viva? ]  [ buscando la paz interior ]
[
el deseado de todos los siglos ]  [ ¿A Cuál Adoramos? ]
[
biblia santa - RVG ]  [ 1865 Reina Valera Biblia Santa ]
[
Ley Dominical Nacional ]  [ Ángeles  y  Demonios ]
[
Verdad  y  Conocimiento  Espiritual ]
 


direcciones recomendadas a la sección inglesa de esta pagina web
 
Trinity - Unbiblical Philosophy?

[Cosmic Conflict]  [Universal System of forced Worship]  [Principles and Doctrines]
 

[the other Godhead]  [Health Care without Prescription Drugs[finding Peace within]
 

[godhead of nicea[is the Virgin Mary dead or alive]  [invitation to Bible Studies]
 

[
High Points of the New Age]  [Love & Passion of Christ]  [New Age Adventures]
 

[
is there Death after Life
[Healthful Living]  [early Writings of  Ellen G. White]
 

[True Protestantism is dying because?
[Truth and Spiritual Knowledge]
 

[
New Age Bible Versions]
  [What happened 508 CE?]
 

[bibles with less about Jesus
[global power elite]
 

 

English:
Is the Virgin Mary dead or alive?
For your free copy of this booklet click here.
 
Español:
La Virgen María - ¿Está Muerta o Viva?
Sólo para leer - ninguna copia impresa disponible más.
 
Français:
La Vierge Marie, est-elle Morte ou Vivante?
Pour votre copie libre de ce livret clic ici.
 
Deutsch:
Ist die Jungfrau Maria tot oder lebt Sie?
Die Bibel sagt die Warheit, klick hier.


apoye este sitio web:

PayPal opcional:

 



.