Mi Adoración de la Virgen María a Temprana Edad


CAPÍTULO - 1
 

Me crié católico en el seno de una familia de clase media. Mis padres me enviaron a la Escuela de la Anunciación, donde recibí mi educación primaria. Durante los ocho años que asistí a esa escuela se me requería asistir a misa todos los domingos en la Catedral de la Anunciación, donde al final serviría por un par de años como monaguillo, asistiendo a los sacerdotes. Bien recuerdo la belleza de la catedral—sus techos de 30 pies de alto, las hermosas ventanas mosaicas, el mobiliario de oro, los colores violeta y escarlata, y las estatuas de los Santos, la Madre María, y el Niño Jesús.

No dilaté mucho tiempo en llegar a considerar a la Virgen María como más importante para mí que el mismo Jesús. Sentía un amor ferviente y devoto por ella. Recé miles de Avemarías en mi juventud, algunas veces mientras estaba arrodillado ante una de las estatuas de la "Madre de Dios". María estaba en todas partes. Recuerdo la estatua de la Madona (que en italiano quiere decir mi señora) en el jardín de mi madre, y el florero con la figura de la Madona que estaba sobre su tocador. Dentro del florero había hojas de palma, tarjetas religiosas, y cuentas de rosarios. Por motivo de mi herencia italiana y como feligrés de la Iglesia de Roma, aprendí con diligencia a respetar y venerar a la Virgen María como sacrosanta. Oía mencionar su nombre mucho más a menudo que el de Jesús, y ella pronto se convirtió en mi más preciado ser "mediador" ante el trono de Dios.

No fue hasta que me gradué de la Escuela de la Anunciación, [la "Anunciación", de acuerdo a las enseñanzas católicas romanas, es el anuncio hecho por el Ángel Gabriel a la Virgen María de que ella iba a ser la madre de Jesucristo, según se relata en Lucas 1:26-38, y que se celebra cada año el 25 de marzo como el Día de la Señora] y fui aceptado en la Escuela Secundaria Santa María [otra escuela dedicada a la Virgen María], donde recibiría los próximos cuatro años de mi educación, que comencé a cuestionar las enseñanzas del catolicismo. Las monjas en la Anunciación, que fueron mis únicas maestras por ocho años, me enseñaron acerca de nuestros primeros padres, Adán y Eva, quienes fueron creados por Dios y vivieron en el Jardín del Edén. Pero mientras asistía a Santa María, donde cursaba mis estudios secundarios, sufrí un gran desengaño que nunca olvidaré. Recuerdo muy bien el día en que el sacerdote, maestro de mi clase de religión, me dijo, junto a los demás estudiantes, que el relato de Adán y Eva no debería tomarse literalmente. ¡Que era simplemente un cuento relatado en la Biblia—y no algo verídico! Esto me perturbó sobremanera y mi confianza en las enseñanzas y doctrinas de la Iglesia Católica Romana se dañó. Por esta razón yo empecé a poner en duda el sistema en sí. ¿Sería posible que me habían engañado durante los primeros ocho años de escuela? ¿Qué otras doctrinas me habían enseñado que no eran ciertas?

No fue hasta veinte años más tarde que finalmente decidí escudriñar las Escrituras por mí mismo. Mientras estudiaba la Palabra de Dios, descubrí muchas verdades que nunca había aprendido al asistir a las escuelas católicas. En realidad, encontré que muchas de las doctrinas de Roma eran contrarias a la Biblia. Una de ellas, por ejemplo, era la de la inmortalidad del alma—la doctrina de que los muertos tienen conocimiento. ¿Qué le sucede a una persona cuando muere? ¿Acaso su alma vive para siempre en la forma de un espíritu que se eleva al cielo, donde disfruta de eternidad, o baja al Infierno, donde es atormentada para siempre? ¿Cómo hubieran explicado los sacerdotes, quienes supuestamente me "corrigieron" respecto a la historia de la Creación, los siguientes pasajes de las Escrituras—"El alma que pecare, esa morirá" (Ezequiel 18:20); "Y Muchos de los que duermen en el polvo de la tierra serán despertados, unos para vida eterna, y otros para vergüenza y confusión perpetua" (Daniel 12:2)?

¿Te has fijado en las miles de carteleras que han aparecido por todo el país en los últimos años exhortándote a llamar por teléfono para que escuches un mensaje de la Virgen María? ¿Por qué se rezan dos billones de Avemarías diariamente? ¿Por qué han visitado Lourdes este año unos cinco millones de personas, muchas de ellas no cristianas, para beber de sus aguas sanadoras? ¿Por qué han viajado unos 10 millones de personas a Guadalupe con el propósito de rezarle a Nuestra Señora? ¿Por qué han ido 15.000 sacerdotes a Medjugorge desde 1981? ¿Por qué es qué más niñas han recibido el nombre de María que el de cualquier otra figura histórica?...¿Por qué existe la necesidad de hablar con ella? ¿Por qué están introduciéndose en los himnarios metodistas los himnos en honor de María?" (Life, diciembre de 1996, p. 45). En todo caso, ¿dónde está la Virgen María ahora? ¿Está en el cielo con Jesús, o en Nueva York, o en Florida? ¿O está en el
sepulcro durmiendo hasta que Jesús venga? ¿Y qué de los reportajes de milagros, las visiones, las apariciones, los mensajes, las predicciones, y las imágenes que lloran y sangran? ¿Qué es lo que está pasando en torno a María? Según los adeptos del "Movimiento Mariano", más de 300 apariciones lo suficientemente significantes como para merecer atención (porque ascienden a miles las que han sido reportadas) han ocurrido desde Fátima. "Fátima es la aparición mariana clave en el siglo veinte. De hecho, el Papa Pío XII señaló que el mensaje de Fátima era una de las mayores intervenciones de Dios por medio de María en la historia del mundo desde la muerte de los Apóstoles" (El Trueno de la Justicia, p. 138).

El número del 30 de diciembre de 1991 de la revista Time informó que "la última parte del siglo veinte se ha vuelto la edad del peregrinaje mariano" para los múltiples santuarios que se han establecido con el propósito de conmemorar estas apariciones de la Virgen María en años recientes. "Estas apariciones han traído a millones de personas a la fe en la María del catolicismo. El santuario en Lourdes, Francia, atrae unos 5.5 millones de peregrinos anualmente; la Madona Negra de Polonia atrae 5 millones; Fátima, Portugal, 'atrae la cifra constante de 4.5 millones de peregrinos al año desde una variedad cada vez más amplia de países'. Desde que Juan Pablo II visitara el santuario de María en Knock, Irlanda, 'la asistencia se ha duplicado a 1.5 millones de personas por año. Para poder manejar el influjo de visitantes, se abrió un nuevo aeropuerto internacional en Knock en 1986'. Un 'Santuario a María, Reina del Universo' se abrió recientemente en Orlando, Florida. El santuario de Nuestra Señora de Guadalupe cerca de Ciudad de México '¡atrae unos 20 millones de visitantes por año'!…María, una diosa idónea para todas las religiones, ya es adorada por una cuarta parte de la población de la tierra" (Una Mujer Cabalga la Bestia, pp. 465, 466, 469). Indiscutiblemente, las apariciones de María están atrayendo un gran número de seguidores, superando a los de Disneyland, en Anaheim, California, que reportó una increíble asistencia de quince millones de visitantes en 1996.

"San Luis de Montfort describió en el siglo XVII cómo sería la Iglesia en los últimos días, y el papel de María en ese plan. Él dijo: 'En la Segunda Venida del Señor, el Espíritu Santo, nos hará a conocer a María de forma especial para que a través de ella, alcancemos un mayor conocimiento de Jesús y lo sirvamos mejor....María resplandecerá más que nunca en estos últimos días para atraer a los pobres pecadores que se han alejado de la familia de Dios.…María hará surgir a los apóstoles de los últimos tiempos para hacer la guerra al maligno'". (El Trueno de la Justicia, p. 78). Siglos después, en 1987, en su encíclica Redemptoris Mater, el Papa Juan Pablo II "escribió que las apariciones marianas significan que la Santísima Virgen se está trasladando, a través del tiempo y del espacio, en una peregrinación hacia la Segunda Venida de Cristo y la victoria final de María sobre Satanás. Este es el papel de ella ahora como fue predestinado desde el principio" (Id., p. 20).

Ciertamente, a base de las declaraciones antedichas, uno podría llegar a considerar a María como el ser más importante que jamás haya existido, más aún que el mismo Jesús. Pero si estudiamos la Biblia y a la vez le pedimos en oración al Espíritu Santo que nos esclarezca la Palabra y nos dé a conocer sus verdades, ¡estoy seguro de que veremos claramente que dichas declaraciones no solamente son erróneas y engañosas, sino que la participación de María en los eventos futuros es algo totalmente imposible!

 

[tabla de contenidos] [capítulo siguiente]


 

[ sistema universal de adoracion forzada ]  [ la gran controversia ]
[
la Virgen María - ¿está muerta o viva? ]  [ buscando la paz interior ]
[
el deseado de todos los siglos ]  [ ¿A Cuál Adoramos? ]
[
biblia santa - RVG ]  [ 1865 Reina Valera Biblia Santa ]
[
Ley Dominical Nacional ]

 

Es difícilmente posible captar toda la iniquidad y
maldad en este mundo sin leer el libro
Las Dos Babylonias

 

direcciones recomendadas a la sección inglesa de esta pagina web

Trinity - Unbiblical Philosophy?

[Cosmic Conflict]  [Universal System of forced Worship]  [Principles and Doctrines]
[the other Godhead] [Health Care without Prescription Drugs] [finding Peace within]
[godhead of nicea[is the Virgin Mary dead or alive]  [invitation to Bible Studies]
[
High Points of the New Age] [Love & Passion of Christ] [New Age Adventures]
[is there Death after Life]
[Healthful Living] [early Writings of  Ellen G. White]
[True Protestantism is dying because?]
[Truth and Spiritual Knowledge]
[
New Age Bible Versions]
[What happened 508 CE?]
[bibles with less about Jesus]
[global power elite]
 

English:
Is the Virgin Mary dead or alive?
For your free copy of this booklet click here.
 
Español:
La Virgen María - ¿Está Muerta o Viva?
Sólo para leer - ninguna copia impresa disponible más.
 
Français:
La Vierge Marie, est-elle Morte ou Vivante?
Pour votre copie libre de ce livret clic ici.
 
Deutsch:
Ist die Jungfrau Maria tot oder lebt Sie?
Die Bibel sagt die Warheit, klick hier.


apoye este sitio web:

PayPal opcional:

 


.