La Profecía de los 1260 Dias y su
Relación con el Papado


CAPÍTULO - 6
 

La profecía de los 1.260 días se menciona siete veces en los libros de Daniel y Apocalipsis. Hay sólo un período de 1.260 días y no dos, como algunos suponen. Se menciona siete veces para dar a entender que es algo sumamente importante: en Daniel 7:25 y 12:7 y también en Apocalipsis 12:14, como tiempo, tiempos (es decir, dos tiempos - el plural más bajo), y la mitad de un tiempo; en Apocalipsis 11:2 y 13:5, como cuarenta y dos meses; en Apocalipsis 11:3 y Apocalipsis 12:6, como mil doscientos sesenta días. En profecía bíblica, un año consta de 360 días, y si se multiplica 360 por tres y medio, el resultado es 1.260. Además, en profecías bíblicas de tiempo, un día equivale a un año. (Véase Ezequiel 4:6; Núm.14:34.) Por lo tanto, la Biblia nos ha revelado la clave importante para descifrar la profecía de los 1.260 días: que los 1.260 días en realidad han de interpretarse como 1.260 años literales.

El instrumento usado por Satanás para dar muerte a Cristo y a muchos del pueblo de Dios fue el Imperio Romano. Obró particularmente por medio del rey Herodes, vasallo de los romanos; Poncio Pilato, procurador romano de Judea; y el emperador romano Nerón, y otros más. Después de la caída del Imperio Romano Occidental (476 d.C), persiguió al verdadero pueblo de Dios bajo el disfraz de una organización político-religiosa que tenía raíces en el antiguo imperio de los césares. Esta persecución, que se extendió por un período de 1.260 años, está representada en Apocalipsis 12:6 como "el desierto" y en Mateo 24:21 como la "gran tribulación". Durante este tiempo perecieron como mártires millones de fieles del verdadero pueblo de Dios por negarse a seguir los dictados de la Iglesia Romana. La Biblia había profetizado con exactidud que el poder papal, representado como un "cuerno pequeño" en Daniel 7:8, 20, 21, y como una bestia "semejante a un leopardo" en Apocalipsis 13:2, haría "guerra con los santos". Sólo una organización supuestamente religiosa ha sido responsable por más persecuciones y muertes de fieles creyentes cristianos que ninguna otra secta en la historia - ¡La Santa Iglesia Católica Romana!

"Paso a paso, el Imperio Romano (la serpiente) ciertamente le dio su poder, su trono y gran autoridad [Apocalipsis13:2] a la Iglesia Católica...La culminación se produjo cuando en el año 538 los ejércitos del Imperio [la no caída división Oriental] expulsaron de Roma a los arrianos ostrogodos...Por lo tanto, en el año 538 los 1.260 años podrían comenzar." (Dios Revela el Futuro, t. 2, p. 328). "En el siglo sexto el papado concluyó por afirmarse. El asiento de su poder quedó definitivamente fijado en la ciudad imperial, cuyo obispo de Roma fue proclamado cabeza de toda la iglesia. El paganismo había dejado el lugar al papado. El dragón dio a la bestia 'su poder y su trono, y grande autoridad' (Apocalipsis 13:2). Entonces empezaron a correr los 1.260 años de la opresión papal predicha en las profecías de Daniel y en el Apocalipsis. (Daniel 7:25; Apocalipsis 13:5-7.) Los cristianos se vieron obligados a optar entre sacrificar su integridad y aceptar el culto y las ceremonias papales, o pasar la vida encerrados en los calabozos o morir en el tormento, en la hoguera o bajo el hacha del verdugo. Entonces se cumplieron las palabras de Jesús: 'Seréis entregados aun de vuestros padres, y hermanos, y parientes, y amigos; y matarán a algunos de vosotros. Y seréis aborrecidos de todos por causa de mi nombre'. (S. Lucas 21:16, 17.) La persecución se desencadenó sobre los fieles con furia jamás conocida hasta entonces, y el mundo vino a ser un vasto campo de batalla. Por centenares de años la iglesia de Cristo no halló más refugio que en la reclusión y en la obscuridad. Así lo dice el profeta: 'Y la mujer huyó al desierto, donde tiene lugar aparejado de Dios, para que allí la mantengan mil doscientos y sesenta días.' (Apocalipsis 12:6.)

"El advenimiento de la iglesia romana al poder marcó el principio de la Edad Media. A medida que crecía su poder, las tinieblas se hacían más densas. La fe pasó de Cristo, el verdadero fundamento, al papa de Roma. En vez de confiar en el Hijo de Dios para obtener el perdón de sus pecados y la salvación eterna, el pueblo recurría al papa, y a los sacerdotes y prelados a quienes él invistiera autoridad. Se le enseñó que el papa era su mediador terrenal y que nadie podía acercarse a Dios sino por medio de él, y andando el tiempo se le enseñó también que para los fieles el papa ocupaba el lugar de Dios y que por lo tanto debían obedecerle implícitamente. Con sólo desviarse de sus disposiciones se hacían acreedores a los más severos castigos que debían imponerse a los cuerpos y almas de los transgresores. Así fueron los espíritus de los hombres desviados de Dios y dirigidos hacia hombres falibles y crueles; sí, aun más, hacia al mismo príncipe de las tinieblas que ejercía su poder por intermedio de ellos. El pecado se disfrazaba como manto de santidad. Cuando las Santas Escrituras se suprimen y el hombre llega a considerarse como ente supremo, ¿qué otra cosa puede esperarse sino fraude, engaño y degradante iniquidad? Al ensalzarse las leyes y tradiciones humanas, se puso de manifiesto la corrupción que resulta siempre del menosprecio de la ley de Dios.

"Días azarosos fueron aquéllos para la iglesia de Cristo. Pocos, en verdad, eran los sostenedores de la fe. Aun cuando la verdad no quedó sin testigos, a veces parecía que el error y la superstición concluirían por prevalecer completamente y que la verdadera religión iba a ser desarraigada de la tierra. El Evangelio se perdía de vista mientras que las formas de religión se multiplicaban, y la gente se veía abrumada bajo el peso de exacciones rigurosas.

"No sólo se le enseñaba a ver en el papa a su mediador, sino aun a confiar en sus propias obras para la expiación del pecado. Largas peregrinaciones, obras de penitencia, la adoración de reliquias, la construcción de templos, relicarios y altares, la donación de grandes sumas a la iglesia, - todas estas cosas y muchas otras parecidas les eran impuestas a los fieles para aplacar la ira de Dios o para asegurarse su favor; ¡como si Dios, a semejanza de los hombres, se enojara por pequeñeces, o pudiera ser apaciguado por regalos y penitencias!

"Por más que los vicios prevalecieran, aún entre los jefes de la iglesia romana, la
influencia de ésta parecía ir siempre en aumento. A fines del siglo VIII los partidarios del papa empezaron a sostener que en los primeros tiempos de la iglesia tenían los obispos de Roma el mismo poder espiritual que a la fecha se arrogaban. Para dar a su aserto visos de autoridad, había que valerse de algunos medios, que pronto fueron sugeridos por el padre de la mentira. Los monjes fraguaron viejos manuscritos. Se descubrieron decretos conciliares de los que nunca se había oído hablar hasta entonces y que establecían la supremacía universal del papa desde los primeros tiempos. Y la iglesia que había rechazado la verdad, aceptó con avidez estas imposturas.

"Los pocos fieles que edificaban sobre el cimiento verdadero (1.Corintios 3:10, 11) estaban perplejos y trabados, pues los escombros de las falsas doctrinas entorpecían el trabajo. Como los constructores de los muros de Jerusalén en tiempo de Nehemías, algunos estaban por exclamar: 'Las fuerzas de los acarreadores se han enflaquecido, y el escombro es mucho, y no podemos edificar el muro' (Nehemías 4:10). Debilitados por el constante esfuerzo que hacían contra la persecución, el engaño, la iniquidad y todos los demás obstáculos que Satanás inventara para detener su avance, algunos de los que habían sido fieles edificadores llegaron a desanimarse; y por amor a la paz y a la seguridad de sus propiedades y de sus vidas se apartaron del fundamento verdadero. Otros, sin dejarse desalentar por la oposición de sus enemigos, declararon sin temor: 'No temáis delante de ellos: acordaos del Señor, grande y temible' (vers. 14), y cada uno de los que trabajaban tenía la espada ceñida a la cintura' (Vers. 18). (Véase Efesios 6:17).

"Las tinieblas parecían hacerse más densas. La adoración de las imágenes se hizo más general. Se les encendían velas y se les ofrecían oraciones. Llegaron a prevalecer las costumbres más absurdas y supersticiosas. Los espíritus estaban tan completamente dominados por la superstición, que la razón misma parecía haber perdido su poder. Mientras que los sacerdotes y los obispos eran amantes de los placeres, sensuales y corrompidos, sólo podía esperarse del pueblo que acudía a ellos en busca de dirección, que siguiera sumido en la ignorancia y en los vicios" (El Conflicto de los Siglos, pp. 58-61).

Amigos míos, no es placentero lo que estoy a punto de decirles, pero me parece que ustedes tienen derecho a saber la verdad. Como joven católico que asistía a la Escuela de la Anunciación, no sólo había yo encendido velas y elevado plegarias en favor de mis amigos y parientes fallecidos mientras me arrodillaba ante a las imágenes de "Santos" y de la "Virgen María" en la catedral, sino que más tarde, como alumno adolescente en la Escuela Secundaria de Santa María, había trabajado en la licorería de mi padre que estaba al otro lado del pueblo. Allí llegaban en traje de paisano los sacerdotes de estas escuelas para hojear las revistas pornográficas y novelas que se vendían allí. Yo me escondía en el cuarto de atrás porque temía que me vieran. ¡Hoy día lamento no haberme encarado con ellos por causa de lo que hacían!

Cierta vez yo asistía en la celebración de la Misa como monaguillo juntamente con mi hermano. Era la Misa de las seis, o Misa matutina, y el monseñor mismo estaba oficiando esa mañana. Cada vez que me tocaba echar vino en el cáliz del monseñor, yo notaba que él le daba varios golpecitos con el codo al jarrillo del cual yo vertía el vino. Después que lo hizo dos veces, mi hermano mayor, que tenía mucha más experiencia que yo, me susurró al oído, "Échaselo todo en su copa". Pensándolo bien ahora después de tantos años, me doy cuenta de que aquel "santo" varón era un alcohólico. Pero me falta relatar otro episodio que fue para mí el más ofensivo de todos. Fue la vez que asistí a la gran boda católica de mi primo. Durante la recepción, recuerdo haber visto al sacerdote oficiante en el bar bebiéndose un vaso de vino tras otro. Los invitados esperaban
pacientemente que el sacerdote se uniera a ellos para la cena y pidiese la bendición sobre los alimentos. Finalmente, alguien tuvo el valor de susurrarle al oído que los invitados estaban en espera de su compañía y bendición. Ya ebrio, y tambaleándose por el centro del salón, el buen "padre" impacientemente hizo a la ligera la señal de la cruz con la mano y le gritó a la concurrencia: "¿Qué esperan? ¡Ya la comida esta bendecida! ¡Empiecen a comer!"

 

[capítulo anterior] [tabla de contenidos] [capítulo siguiente]


 

[sistema universal de adoracion forzada] [la gran controversia]
[
la Virgen María - ¿está muerta o viva?] [buscando la paz interior]
[
el deseado de todos los siglos] [¿A Cuál Adoramos?]
[
biblia santa - RVG] [1865 Reina Valera Biblia Santa]
 

Es difícilmente posible captar toda la iniquidad y
maldad en este mundo sin leer el libro
Las Dos Babylonias
 

El día del fin del mundo es impredecible, pero cuando hay
un intenso odio en todo el mundo contra un pequeño grupo cristiano,
habrá aproximadamente 1 año más. Mientras tanto puede haber
confusión y perplejidad pero puede estar seguro, el día del final,
aquel día nadie sabe, ni aun los ángeles que están en el cielo,
ni el Hijo, sino el Padre.
(Marcos 13:32)
 

direcciones recomendadas a la sección inglesa de esta pagina web

Trinity - Unbiblical Philosophy?

[Cosmic Conflict]  [Universal System of forced Worship]  [Principles and Doctrines]
[
the other Godhead] [Health Care without Prescription Drugs] [finding Peace within]
[
godhead of nicea]  [is the Virgin Mary dead or alive]  [invitation to Bible Studies]
[
High Points of the New Age] [Love & Passion of Christ] [New Age Adventures]
[
is there Death after Life] [Healthful Living] [early Writings of  Ellen G. White]
[
True Protestantism is dying because?] [Truth and Spiritual Knowledge]
[
New Age Bible Versions] [What happened 508 CE?]
[
global power elite]

English:
Is the Virgin Mary dead or alive?
For your free copy of this booklet
click here.
 
Español:
La Virgen María - ¿Está Muerta o Viva?
Sólo para leer - ninguna copia impresa disponible más.
 
Français:
La Vierge Marie, est-elle Morte ou Vivante?
Pour votre copie libre de ce livret
clic ici.
 
Deutsch:
Ist die Jungfrau Maria tot oder lebt Sie?
Die Bibel sagt die Warheit,
klick hier.


apoye este sitio web:

PayPal opcional: