La Mujer de Génesis 3:15 y
Apocalipsis 12:1-6


CAPÍTULO - 5
 

Los autores de El Trueno De La Justicia también alegan que María se refiere a sí misma como la que "aplastaría la serpiente [Satanás]," en el tiempo del fin,puesto que ella supuestamente es la "mujer" de Génesis 3:15. Examinemos con detenimiento este pasaje bíblico y veamos si esta interpretación es correcta. En Génesis 3:15, la Biblia dice: "Y pondré enemistad entre ti y la mujer, y entre tu simiente y la simiente suya; ésta te herirá en la cabeza, y tú le herirás en el calcañar". Este versículo es una profecía y a la vez una promesa de que algún día cierto Hijo, específicamente un Niño varón, nacería en el mundo [un descendiente de Eva], para lidiar con el diablo, y que, a pesar de él mismo ser gravemente herido en la contienda (su muerte en la cruz), de todos modos vencería al enemigo asestándole un golpe fatal en la cabeza al final de los tiempos. "Así que, por cuanto los hijos participaron de carne y sangre, él también participó de lo mismo, para destruir por medio de la muerte al que tenía el imperio de la muerte, esto es, al diablo" (Hebreos 2:14).

En Gálatas 3:16 la Biblia aclara además que "...a Abraham fueron hechas las promesas, y a su simiente. No dice: Y a las simientes, como si hablase de muchos, sino como de uno: Y a tu simiente, la cual es Cristo". Así que es fácil ver que definitivamente no es María sino su simiente, a saber, Jesucristo, quien finalmente destruye a Satanás. Ahora, volvamos a leer Génesis 3:15 con sus debidas aclaraciones: "Y pondré enemistad [hostilidad] entre ti [Satanás] y la mujer [Eva], y entre tu simiente [los seguidores de Satanás] y la simiente suya [los descendientes de la mujer por vía de Cristo el Libertador]; ésta [Cristo—la Simiente prometida, el Libertador mismo] te herirá en la cabeza [el golpe de muerte—la victoria definitiva de Cristo sobre Satanás y la destrucción terminante y eterna de Satanás después del milenio (véase Ezequiel 28:18, 19 y Apocalipsis 20:6-9)], y tú [Satanás] le herirás en el calcañar" [la muerte de Cristo en la cruz—una herida grave, pero no permanente, porque él se levantó de los muertos, teniendo las llaves de la muerte y del Hades o sepulcro (Apocalipsis 1:18), después de haber saqueado por completo el imperio y la potestad de Satanás]".

El libro, El Trueno de la Justicia, pretende además que la profecía de Génesis 3 "se ha cumplido en Apocalipsis 12, donde María es la gran señal en el cielo: 'Una gran señal apareció en el cielo: una Mujer, vestida de sol, con la luna bajo sus pies y una corona de doce estrellas sobre su cabeza'. El papa Pablo VI, en su encíclica de 1967, Signum Magnum, identificó a Nuestra Señora de Fátima como la representación bíblica de la Mujer vestida del sol" (El Trueno de la Justicia, p. 94). El libro además declara que "María, la Mujer vestida de sol, aparece como una señal y explica los secretos del Libro de la Revelación" (Id., p. 95).

Ese libro también sostiene que "El 12 de abril de 1947, en Tre Fontane (Tres Fuentes), Roma, Italia, Nuestra Santísima Madre anunció, 'Yo soy la Virgen del Apocalipsis' (Ibíd.). El Padre Gobbi, uno de los sacerdotes del Movimiento Mariano, quien se dice ha recibido más revelaciones de parte de María que cualquier otra persona, asevera que la Virgen María le dijo lo siguiente el 24 de abril de 1980: "Yo soy la Virgen de la Revelación. En Mí, la obra maestra del Padre se realiza de manera tan perfecta, que Él puede derramar en Mí la Luz de su predilección. El Verbo asume su naturaleza humana en mi seno virginal, y así puede venir a ustedes por medio de mi verdadera función de Madre. El Espíritu Santo me atrae, como imán, hacia lo íntimo de la vida de amor entre el Padre y el Hijo, me transforma interiormente y me asimila tanto a Él que me hace su Esposa....Los llevaré [plural] a la plena comprensión de la Sagrada Escritura" (Id., p. 90).

Amigos, la Biblia nunca nos dijo que María interpretaría las Escrituras, sino más bien que el Espíritu Santo llevaría a cabo esta función. "Pero Dios nos las reveló a nosotros por el Espíritu; porque el Espíritu todo lo escudriña, aun lo profundo de Dios...Así tampoco nadie conoció las cosas de Dios, sino el Espíritu de Dios….lo cual también hablamos, no con palabras enseñadas por sabiduría humana, sino con las que enseña el Espíritu, acomodando lo espiritual a lo espiritual" (1 Corintios 2:10, 11b, 13). De nuevo en Juan 16:13 y 14, Jesús dijo a sus discípulos: "Pero cuando venga el Espíritu de verdad, él os guiará a toda verdad... y os hará saber las cosas que habrán de venir. Él me glorificará; porque tomará de lo mío [de las maravillosas obras de Aquel que es el Camino, la Verdad y la Vida], y os lo hará saber". De modo que fue al Espíritu Santo, miembro de la Deidad - y no a un ser creado - que se encomendó la interpretación de las Escrituras con el propósito de guiar a aquellos que de corazón procuran las verdades de la Palabra de Dios. No obstante, El Trueno de la Justicia sigue diciendo que María le habló así al Padre Gobbi: "Sobre todo, les leeré las páginas de su último Libro [Apocalipsis], que están viviendo. En él ya todo está predicho, aun aquello que ha de suceder. Está claramente descrita la batalla a la cual los llamo y está preanunciada mi gran victoria" (Ibíd.).

Estudiemos ahora Apocalipsis 12 con más detenimiento para ver si es verdad que la "mujer vestida de sol" es la Virgen María. Pero, antes de hacerlo, establezcamos bien algunos hechos relacionados con el libro de Apocalipsis. En primer lugar, este libro no es un "misterio", sino "la revelación de Jesucristo....a su siervo Juan" (Apocalipsis 1:1). El nombre Apocalipsis es idéntico en español a la palabra griega de la cual se deriva y que significa "divulgación," "descubrimiento," o "revelación". Por lo tanto, el libro de Apocalipsis no ha de verse como un misterio sino como algo que todo estudiante sincero de la Biblia puede y debe entender. En segundo lugar, el Apocalipsis es un libro profético que predice "las cosas que deben suceder pronto" (Ap. 1:1). En tercer lugar, el libro está repleto de señales y símbolos, y este es el método por medio del cual Dios le mostró el futuro a Juan quien, según él mismo dice, fielmente "ha dado testimonio de todas las cosas que ha visto" (Ap. 1:2). Él, por ejemplo, vio una bestia que tenía siete cabezas (Ap. 13:1); "un gran dragón escarlata, que tenía siete cabezas y diez cuernos..." (Ap. 12:3); y "la gran ramera, la que está sentada sobre muchas aguas" (Ap. 17:1).

Todo estudiante de la Biblia debe saber que la Biblia es su propio intérprete. Tomemos como ejemplo Apocalipsis 17:1—"la gran ramera, la que está sentada sobre muchas aguas". Si consultamos el versículo 15 del mismo capítulo, vemos que la Escritura dice, "Las aguas que has visto donde la ramera se sienta, son pueblos, muchedumbres, naciones y lenguas". Se hace patente que la "ramera" no es una prostituta literal sentada en el Océano Atlántico, sino más bien una representación o figura de cierto tipo de organización poderosa que tiene muchas pueblos, multitudes, naciones y lenguas bajo su jurisdicción. Y no importa cuál sea la política o influencia de esta entidad, definitivamente no funciona con el visto bueno o aprobación del Autor de Apocalipsis. Es interesante que a través de todas las Escrituras la sagrada relación entre Dios y sus seguidores fieles se compara a un matrimonio. Notemos la reacción de Dios cuando esta relación se ha degenerado hasta llegar a la infidelidad: "Si alguno dejare a su mujer, y yéndose ésta de él se juntare a otro hombre, ¿volverá a ella más? ¿No será tal tierra del todo amancillada? Tú, pues, [Israel] has fornicado con muchos amigos [siguiendo la idolatría y las prácticas corruptas de las naciones paganas que los rodeaban]; más ¡vuélvete a mí! dice Jehová. Alza tus ojos a las alturas [lugares de adoración de ídolos y dedicados a la inmoralidad], y ve en qué lugar no te hayas prostituido [la implicación es que no existía lugar en que no se hubiese contaminado]. Junto a los caminos [las vías principales de transporte] te sentabas para ellos [como ramera en busca de clientes], como árabe en el desierto[es decir, como ladrón escondido en el desierto ansiosamente
esperando asaltar a viajeros y caravanas] y con tus fornicaciones y con tu maldad has contaminado la tierra. Por esta causa las aguas han sido detenidas, y faltó la lluvia tardía; y has tenido frente de ramera [una actitud descarada o desvergonzada], y no quisiste tener vergüenza...Vuélvete, oh rebelde Israel [en el hebreo original dice literalmente, Vuelve, oh Israel, tú que das la espalda], dice Jehová…porque yo soy vuestro esposo" (Jeremías 3:1-3,12,14). Por lo tanto, una ramera o prostituta en la Biblia se emplea como símbolo de una iglesia infiel que ha abandonado a su Esposo, Jesucristo, y está teniendo relaciones ilícitas con otros hombres o líderes o dioses de este mundo. (Véanse
los capítulos 16 y 23 de Ezequiel para mayores detalles). Con esto en mente, pasemos ahora a estudiar la "mujer" de Apocalipsis 12, que es tanto un símbolo de una organización religiosa de mucha influencia como lo es la "ramera" de Apocalipsis 17, y veamos si la "mujer" es en verdad la Virgen María.

Apocalipsis 12:1 comienza con la visión que tiene Juan de una madre simbólica que aparece en el cielo "vestida del sol, con la luna debajo de sus pies, y sobre su cabeza una corona de doce estrellas". Está encinta y ansiosa de dar a luz (vers. 2), y Satanás está presente en forma de dragón listo para "devorar a su hijo tan pronto como naciese" (vers. 4). Milagrosamente, el niño escapa y es "arrebatado para Dios y para su trono" (vers. 5).

Si se trata de interpretar estas Escrituras literalmente, conjeturando que la mujer es la Virgen María, inmediatamente surgen muchas preguntas. Los que aceptan esta interpretación razonan de esta manera: "Después de todo, ¿no fue la Virgen María la que dio a luz al Niño Jesús, y no fue su Hijo el objeto primordial de la saña del diablo? Por lo tanto, ¡la 'mujer' tiene que ser María!" A manera de respuesta, notemos lo siguiente: En primer lugar, Juan vio "una gran señal" en el cielo e inmediatamente la reconoció como algo de gran importancia para el mundo. Aunque él conocía muy de cerca a María, jamás declaró: "¡He aquí veo la figura glorificada de la madre de mi Señor en el cielo"! En segundo lugar, ¿se ha oído alguna vez de una mujer "con la luna debajo de sus pies", o "vestida del sol?" En tercer lugar, ¿se ha visto alguna vez un dragón y, para colmos, uno que tenga "siete cabezas"? Por lo tanto, estas palabras han de tener una aplicación simbólica a eventos literales. ¿Y acaso no es esto lo que esperaríamos descubrir dado que "la revelación de Jesucristo" es algo que Dios le dio y "la declaró enviándola [a través de señales, o símbolos] por medio de su ángel a su siervo Juan..."? (Ap. 1:1). ¿Y no era esta una manera excelente de revelar información confidencial a sus fieles seguidores que vivían bajo un gobierno totalitario y que para el lector ocioso y desinteresado no resultaba ser más que una jerga de palabras e imágenes? ¡Cuán sabio es, y cómo cuida de su pueblo el Dios de las Sagradas Escrituras!

En el antepenúltimo párrafo expresé que una mujer, cuando aparece representada por una ramera, se entiende que es un pueblo o una iglesia apóstata. Pero, además de esto, la palabra todavía tiene otro significado cuando se usa simbólicamente. Así como una ramera puede simbolizar una iglesia impura, la figura de una virgen puede emplearse como representación de una iglesia pura. Esto está ejemplificado en las siguientes dos citas de las Escrituras: "A mujer hermosa y delicada comparé a la hija de Sión" (Jeremías 6:2), y "Porque os celo con celo de Dios; pues os he desposado con un solo esposo, para presentaros como una virgen pura a Cristo" ( 2 Corintios 11:2). Así que, ¿será posible que la "mujer" de Apocalipsis 12 represente a la "la verdadera iglesia" y no a la Virgen María? Además, su vestimenta es el "sol", tiene la "luna" debajo de sus pies, y luce una corona de "doce estrellas". ¿Cuál es el significado de "la mujer" vestida de "sol"? Cierto día, muy temprano de mañana, Jesús se hallaba ministrando en el templo de Jerusalén cuando señaló el sol que se levantaba en todo su esplendor sobre el Monte de los Olivos y a propósito pronunció las siguientes palabras: "Yo soy la luz del mundo; el que me sigue, no andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida" (Juan 8:12). Malaquías, el último de los profetas del Antiguo Testamento, describió al Prometido como "el Sol de justicia". (Mal. 4:2). Cuando estaba en visión en la Isla de Patmos durante la última década del primer siglo de nuestra era, Juan vio "una mujer vestida del sol" - o sea, ¡vestida de la gloriosa luz del "Sol de Justicia"! Claramente, este evento trascendental se aplica al nacimiento del Dios-Hombre, el Mesías. ¡La noticia más importante de todos los siglos es que el Libertador por largo tiempo prometido ha llegado! La mujer pulcra - por largo tiempo reconocida por el ahora envejecido Juan como una representación de los fieles seguidores de Dios tanto en los tiempos del Antiguo Testamento como los del Nuevo - ¡ahora por fin aparece iluminada por el brillante resplandor de su inmediata Presencia!

Además, ella aparece con la "luna debajo de sus pies". La dispensación mosaica (la del Antiguo Testamento) acababa de terminar y había sido reemplazada por la dispensación evangélica. Así como la luz menor de la luna viene del sol, de la misma manera el sistema de sacrificios, con su sacerdocio levítico, fiestas, etc., había reflejado una gloria menor que provenía de tipos y sombras. Frente a la plena gloria espiritual de la era evangélica, todo ello se ha convertido en antitipo y sustancia. La "mujer" lleva "una corona de doce estrellas" que representa a los doce apóstoles. "Por anticipación, se nos presenta a la iglesia plenamente organizada, con sus doce apóstoles, antes que aparezca en el escenario el hijo varón, Cristo. Había de quedar así constituida inmediatamente después que Cristo comenzase su ministerio; y él está más definidamente relacionado con esta iglesia que con la época anterior" (Las Profecías de Daniel y el Apocalipsis, t. 2, p. 191). Para Juan, con su perspectiva de la conclusión de la Era Apostólica y el comienzo de la otra descrita en su visión de Apocalipsis 12 que apenas entraba en sus primeras etapas, dicha anticipación parecería tanto lógica como apropiada. Y lo es para nosotros también hoy día. Después de todo, los eventos del nacimiento de Cristo y de su corta vida aquí en la tierra, descritos en la visión de Juan, tuvieron tanto impacto sobre el desarrollo de la historia de nuestro mundo que hoy día universalmente se designan los años como antes y después de Cristo (en español, esto se abrevia con las iniciales a.C. y d.C.). De toda esta información dilucidada hasta el momento, se desprende el hecho de que "su hijo", Jesucristo, nació para beneficio de la iglesia verdadera. Él fue un don del cielo para los fieles seguidores de Dios en general, inclusive María, quien formaba una pequeña pero importante parte de la "mujer" descrita en la visión de Juan.

¿Y quién fue el que le ocasionó sufrimiento y tentación al maravilloso niño Jesús? "También apareció otra señal en el cielo: he aquí un gran dragón escarlata...se paró frente a la mujer que estaba para dar a luz..." (Ap. 12:3, 4). En el versículo 9, nos enteramos que el dragón es "la serpiente antigua, que se llama diablo y Satanás, el cual engaña al mundo entero" y que en un tiempo procuró destruir al niño Jesús. ¡Se trata de símbolos! En la visión, el dragón es visto en el cielo - sin embargo, Jesús, como es bien sabido, nació en la tierra. Entonces, ¿qué representa en la tierra el símbolo del dragón? Todos los que han oído la historia de la Navidad saben que fue el Rey Herodes quien envió soldados a Belén para destruir a todos los niños varones, esperando matar entre ellos a Jesús. Los soldados de Herodes no encontraron al niño Jesús porque Dios por medio de un sueño les había avisado a sus padres que escaparan. El rey Herodes era un títere de los romanos. Todo el mundo conoce también a Poncio Pilato - otro administrador romano - que entregó a Jesús para ser crucificado. Fue Roma la que intentó destruir a Jesús. El gran dragón escarlata representa primeramente a Satanás - y en segundo lugar a su agente Roma, que actúa de parte de Satanás.

"Triunfantemente, después que Satanás y Roma mataron a nuestro Salvador, Jesús se levantó de los muertos y 'fue arrebatado para Dios, y para su trono' (Apocalipsis 12:5), donde 'vive siempre' como Sumo Sacerdote 'para interceder por ellos' (Hebreos 7:25, 26).

"Frustrado en su intento de dar muerte al Hijo, el gran dragón escarlata dirige ahora su odio contra la madre del Hijo. Pero la mujer huyó al 'desierto', donde 'tiene lugar preparado por Dios, para que allí la sustenten por mil doscientos sesenta días'" [Ap. 12:6] (Dios Revela el Futuro, t. 2, p. 321). Como veremos más adelante, la experiencia de "la mujer" [desde la ascensión de Cristo al trono de su Padre hasta que el "resto de su simiente" aparezca y termine la obra de Dios en la tierra poco antes de cerrar el tiempo de gracia en los últimos días] cuadra mejor con la historia de la iglesia que con la Virgen María.

 

[capítulo anterior] [tabla de contenidos] [capítulo siguiente]


 

[sistema universal de adoracion forzada] [la gran controversia]
[
la Virgen María - ¿está muerta o viva?] [buscando la paz interior]
[
el deseado de todos los siglos] [¿A Cuál Adoramos?]
[
biblia santa - RVG] [1865 Reina Valera Biblia Santa]
 

Es difícilmente posible captar toda la iniquidad y
maldad en este mundo sin leer el libro
Las Dos Babylonias
 

El día del fin del mundo es impredecible, pero cuando hay
un intenso odio en todo el mundo contra un pequeño grupo cristiano,
habrá aproximadamente 1 año más. Mientras tanto puede haber
confusión y perplejidad pero puede estar seguro, el día del final,
aquel día nadie sabe, ni aun los ángeles que están en el cielo,
ni el Hijo, sino el Padre.
(Marcos 13:32)
 

direcciones recomendadas a la sección inglesa de esta pagina web

Trinity - Unbiblical Philosophy?

[Cosmic Conflict]  [Universal System of forced Worship]  [Principles and Doctrines]
[
the other Godhead] [Health Care without Prescription Drugs] [finding Peace within]
[
godhead of nicea]  [is the Virgin Mary dead or alive]  [invitation to Bible Studies]
[
High Points of the New Age] [Love & Passion of Christ] [New Age Adventures]
[
is there Death after Life] [Healthful Living] [early Writings of  Ellen G. White]
[
True Protestantism is dying because?] [Truth and Spiritual Knowledge]
[
New Age Bible Versions] [What happened 508 CE?]
[
global power elite]

English:
Is the Virgin Mary dead or alive?
For your free copy of this booklet
click here.
 
Español:
La Virgen María - ¿Está Muerta o Viva?
Sólo para leer - ninguna copia impresa disponible más.
 
Français:
La Vierge Marie, est-elle Morte ou Vivante?
Pour votre copie libre de ce livret
clic ici.
 
Deutsch:
Ist die Jungfrau Maria tot oder lebt Sie?
Die Bibel sagt die Warheit,
klick hier.


apoye este sitio web:

PayPal opcional: