Colosenses


Colosenses - 1
Colosenses - 2
Colosenses - 3
Colosenses - 4

 

1:1 Pablo, apóstol de Jesu Cristo por la voluntad de Dios, y el hermano Timoteo,
1:2 A los santos y hermanos fieles en Cristo que están en Colosas: Gracia a vosotros y paz de Dios Padre nuestro, y del Señor Jesu Cristo.
1:3 Damos gracias al Dios y Padre de nuestro Señor Jesu Cristo, orando siempre por vosotros:
1:4 Habiendo oido de vuestra fé en Cristo Jesús, y del amor que tenéis para con todos los santos,
1:5 A causa de la esperanza que os es guardada en los cielos: de la cual habéis oido ya por la palabra verdadera del evangelio:
1:6 El cual ha llegado hasta vosotros, como también ha pasado por todo el mundo; y fructifica, y crece, como también en vosotros, desde el día en que oisteis, y conocisteis la gracia de Dios en verdad:
1:7 Como también habéis aprendido de Epafras, consiervo amado nuestro, el cual es por vosotros fiel ministro de Cristo;
1:8 El cual también nos ha declarado vuestro amor en el Espíritu.
1:9 Por lo cual también nosotros, desde el día que lo oímos, no cesamos de orar por vosotros, y de pedir que seais llenos del conocimiento de su voluntad, en toda sabiduría y entendimiento espiritual;
1:10 Para que andéis como es digno del Señor, agradándole en todo, fructificando en toda buena obra, y creciendo en el conocimiento de Dios:
1:11 Corroborados de toda fortaleza, conforme a la potencia de su gloria, para toda paciencia y longanimidad con gozo:
1:12 Dando gracias al Padre que nos hizo idóneos para participar en la herencia de los santos en luz:
1:13 El cual nos libró de la potestad de las tinieblas, y nos traspasó al reino del Hijo de su amor,
1:14 En quien tenemos redención por su sangre, remisión de pecados:
1:15 El cual es imágen del Dios invisible, el primogénito de toda la creación.
1:16 Porque en él fueron creadas todas las cosas que están en los cielos, y que están en la tierra, visibles e invisibles, sean tronos, sean señoríos, sean principados, sean potestades: todo fué creado por él, y para él.
1:17 Y él es ántes de todas las cosas; y todas las cosas subsisten en él;
1:18 Y él es la cabeza del cuerpo, a saber, de la iglesia: el cual es principio y primogénito de entre los muertos, para que en todo tenga él el primado.
1:19 Por cuanto agradó al Padre que en él habitase toda plenitud;
1:20 Y que por él reconciliase todas las cosas a sí, habiendo hecho la paz por la sangre de su cruz, por él, digo, así las que están en la tierra, como las que están en los cielos.
1:21 Y a vosotros también, que erais en otro tiempo extraños, y enemigos de sentido por las malas obras, ahora empero os ha reconciliado
1:22 En el cuerpo de su carne por medio de la muerte, para presentaros santos, y sin mancha, e irreprensibles delante de él:
1:23 Si empero permanecéis fundados, y afirmados en la fé, y sin moveros de la esperanza del evangelio que habéis oido, el cual es predicado a toda criatura que está debajo del cielo: del cual yo Pablo soy hecho ministro.
1:24 Que ahora me regocijo en lo que padezco por vosotros, y cumplo en mi carne lo que falta de las aflicciones de Cristo por amor de su cuerpo, que es la iglesia:
1:25 De la cual soy hecho ministro según la dispensación de Dios, la cual me es dada por vosotros, para que cumpla la palabra de Dios:
1:26 Es a saber, el misterio escondido desde los siglos y edades; mas que ahora ha sido manifestado a sus santos,
1:27 A los cuales quiso Dios hacer notorias las riquezas de la gloria de este misterio entre los Gentiles, que es Cristo en vosotros, esperanza de gloria.
1:28 A quien nosotros predicamos, amonestando a todo hombre, y enseñando a todo hombre con toda sabiduría, para que presentemos a todo hombre perfecto en Cristo Jesús:
1:29 A cuyo fin también yo trabajo, luchando según la energía de él, la cual obra en mí poderosamente.

 

2:1 Porque quiero que sepáis cuán gran combate yo sufro por vosotros, y por los que están en Laodicea, y por todos los que nunca vieron mi rostro en la carne;
2:2 Para que se consuelen sus corazones, estando juntamente aunados en amor, y para alcanzar todas las riquezas de plenitud de entendimiento, a fin de conocer el misterio de Dios, y del Padre, y de Cristo:
2:3 En el cual están escondidos todos los tesoros de sabiduría, y de conocimiento.
2:4 Y esto digo para que nadie os engañe con palabras seductoras.
2:5 Porque aunque esté ausente en el cuerpo, en el espíritu sin embargo estoy presente con vosotros, gozándome, y mirando vuestro buen órden, y la firmeza de vuestra fé en Cristo.
2:6 Por tanto de la manera que habéis recibido al Señor Jesu Cristo, así andád en él,
2:7 Arraigados, y sobreedificados en él, y afirmados en la fé, así como os ha sido enseñado, abundando en ella con hacimiento de gracias.
2:8 Guardáos de que nadie os arrebate como despojo por medio de filosofía y vano engaño, según las tradiciones de los hombres, según los elementos del mundo, y no según Cristo:
2:9 Porque en él habita toda la plenitud de la divinidad corporalmente;
2:10 Y en él estáis completos, el cual es cabeza de todo principado y potestad.
2:11 En el cual también estáis circuncidados de circuncisión no hecha por manos, en él despojamiento del cuerpo de los pecados de la carne, por la circuncisión de Cristo:
2:12 Sepultados juntamente con él en el bautismo, en el cual también resucitasteis con él por la fé de la operación de Dios, que le levantó de entre los muertos:
2:13 Y a vosotros, estando muertos en los pecados y en la incircuncisión de vuestra carne, os dió vida juntamente con él, perdonándoos todos los pecados:
2:14 Rayendo de en contra de nosotros la escritura de las ordenanzas que nos era contraria, quitándola de en medio, y enclavándola en la cruz;
2:15 Y habiendo despojado a los principados y a las potestades, sacóles a la vergüenza en público, triunfando sobre ellos en ella.
2:16 Por tanto nadie os juzgue en comida, o en bebida, o en parte de día de fiesta, o de nueva luna, o de sábados;
2:17 Las cuales cosas son la sombra de lo que estaba por venir; mas el cuerpo es de Cristo.
2:18 Nadie os defraude de vuestro premio, complaciéndose en afectada humildad, y culto de ángeles, metiéndose en cosas que nunca vió, hinchado vanamente de su ánimo carnal,
2:19 Y no teniéndose de la Cabeza, de la cual todo el cuerpo alimentado y enlazado por medio de sus ligaduras y coyunturas, crece con el aumento de Dios.
2:20 Si, pues, sois muertos juntamente con Cristo cuanto a los rudimentos del mundo, ¿por qué aun, como que vivieseis en el mundo, os sujetáis a ordenanzas:
2:21 (No comas, No gustes, No toques;
2:22 Cosas todas que han de perecer en el mismo uso de ellas;) según los mandamientos y doctrinas de hombres?
2:23 Las cuales cosas tienen a la verdad alguna apariencia de sabiduría en culto voluntario, y en cierta humildad de espíritu, y en maltratamiento del cuerpo, empero no en honor alguno para hartura de la carne.

 

3:1 Mas si habéis resucitado con Cristo, buscád lo que es de arriba, donde está Cristo sentado a la diestra de Dios.
3:2 Ponéd vuestro corazón en las cosas de arriba, no en las de la tierra.
3:3 Porque muertos estáis, y vuestra vida está guardada con Cristo en Dios.
3:4 Cuando se manifestare Cristo, que es nuestra vida, entónces vosotros también seréis manifestados con él en gloria.
3:5 Hacéd morir, pues, vuestros miembros que están sobre la tierra, es a saber, la fornicación, la inmundicia, la molicie, la mala concupiscencia, y la avaricia, la cual es idolatría:
3:6 Por las cuales cosas la ira de Dios viene sobre los hijos de rebelión:
3:7 En las cuales vosotros también andabáis en otro tiempo, cuando vivíais en ellas.
3:8 Mas ahora dejáos también vosotros de todas estas cosas; ira, enojo, malicia, maledicencia, torpes palabras de vuestra boca:
3:9 No mintáis los unos a los otros, habiéndoos despojado del hombre viejo con sus hechos,
3:10 Y habiéndoos vestido del nuevo, el cual es renovado en el conocimiento, conforme a la imágen del que le creó:
3:11 Donde no hay Griego ni Judío, circuncisión ni incircuncisión, bárbaro ni Scita, siervo ni libre; mas Cristo es todo y en todo.
3:12 Vestíos, pues, (como los escogidos de Dios, santos, y amados) de entrañas de misericordia, de benignidad, de humildad de espíritu, de mansedumbre, de longanimidad:
3:13 Soportándoos los unos a los otros, y perdonándoos los unos a los otros, si alguno tuviere queja contra otro: a la manera que Cristo os perdonó, así también perdonád vosotros.
3:14 Y sobre todas estas cosas vestíos de amor, el cual es el vínculo de la perfección.
3:15 Y la paz de Dios reine en vuestros corazones: a la cual asimismo sois llamados en un mismo cuerpo; y sed agradecidos.
3:16 La palabra de Cristo habite en vosotros abundantemente en toda sabiduría; enseñándoos, y exhortándoos los unos a los otros con salmos, e himnos, y canciones espirituales, con gracia cantando en vuestros corazones al Señor.
3:17 Y todo lo que hiciéreis, en palabra, o en obra, hacédlo todo en el nombre del Señor Jesús, dando gracias a Dios y al Padre por medio de él.
3:18 Casadas, estád sujetas a vuestros propios maridos, como conviene en el Señor.
3:19 Maridos, amád a vuestras mujeres, y no les seais desabridos.
3:20 Hijos, obedecéd a vuestros padres en todo; porque esto agrada al Señor.
3:21 Padres, no exasperéis a vuestros hijos, porque no se desalienten.
3:22 Siervos, obedecéd en todo a vuestros señores según la carne, no sirviendo al ojo, como los que agradan a los hombres, sino con sencillez de corazón, temiendo a Dios.
3:23 Y todo lo que hiciereis hacédlo de corazón, como mirando al Señor, y no a los hombres:
3:24 Estando ciertos que del Señor recibiréis el premio de la herencia; porque al Señor Cristo servís.
3:25 Mas el que hace injusticia, recibirá la injusticia que hiciere; que no hay respeto de personas.

 

4:1 Señores, hacéd lo que es justo y derecho con vuestros siervos, estando ciertos que también vosotros tenéis un Señor en los cielos.
4:2 Perseverád en la oración, velando en ella con hacimiento de gracias:
4:3 Orando juntamente también por nosotros, que Dios nos abra la puerta de la palabra para que hablemos el misterio de Cristo, (por el cual aun estoy preso;)
4:4 A fin de que le manifieste, como me conviene hablar.
4:5 Andád en sabiduría para con los de afuera, rescatando el tiempo.
4:6 Vuestra palabra sea siempre con gracia, sazonada con sal, que sepáis como os conviene responder a cada uno.
4:7 Mis negocios todos os hará saber Tíquico, hermano mío amado, y fiel ministro, y consiervo en el Señor:
4:8 Al cual os he enviado para esto mismo, a saber, que entienda vuestros negocios, y consuele vuestros corazones;
4:9 Con Onésimo, amado y fiel hermano, el cual es de vosotros. Todo lo que acá pasa estos os harán saber.
4:10 Os saluda Aristarco, mi compañero en prisiones, y Márcos, el sobrino de Barnabás, (acerca del cual habéis recibido mandamientos: si viniere a vosotros, le recibiréis;)
4:11 Y Jesús, el que es llamado Justo: los cuales son de la circuncisión: estos solos son los que me ayudan en el reino de Dios: los cuales han me sido consuelo.
4:12 Epafras, el cual es de vosotros, siervo de Cristo, os saluda; esforzándose siempre por vosotros en oraciones, que estéis firmes, perfectos y complidos en toda la voluntad de Dios.
4:13 Que yo le doy testimonio, que tiene gran zelo por vosotros, y por los que están en Laodicea, y por los que están en Hierápolis.
4:14 Os saluda Lúcas, el médico amado, y Démas.
4:15 Saludád a los hermanos que están en Laodicea, y a Nímfas, y a la iglesia que está en su casa.
4:16 Y cuando esta carta fuere leida entre vosotros, hacéd que también sea leida en la iglesia de los Laodicenses; y la de Laodicea que la leis también vosotros.
4:17 Y decíd a Arquipo: Mira que cumplas el ministerio que has recibido del Señor.
4:18 La salutación de mi mano, de Pablo. Acordáos de mis prisiones. La gracia sea con vosotros. Amén. Escrita de Roma a los Colosenses con Tíquico y Onésimo.

 

índice de biblia

Libros del Tiempo Final - Página de Inicio


 

[sistema universal de adoracion forzada] [la gran controversia]
[
la Virgen María - ¿está muerta o viva?] [buscando la paz interior]
[
el deseado de todos los siglos] [¿A Cuál Adoramos?]
[
biblia santa - RVG] [1865 Reina Valera Biblia Santa]
 

Es difícilmente posible captar toda la iniquidad y
maldad en este mundo sin leer el libro
Las Dos Babylonias

 

direcciones recomendadas a la sección inglesa de esta pagina web

Trinity - Unbiblical Philosophy?

[Cosmic Conflict]  [Universal System of forced Worship]  [Principles and Doctrines]
[
the other Godhead] [Health Care without Prescription Drugs] [finding Peace within]
[
godhead of nicea]  [is the Virgin Mary dead or alive]  [invitation to Bible Studies]
[
High Points of the New Age] [Love & Passion of Christ] [New Age Adventures]
[
is there Death after Life] [Healthful Living] [early Writings of  Ellen G. White]
[
True Protestantism is dying because?] [Truth and Spiritual Knowledge]
[
New Age Bible Versions] [What happened 508 CE?]
[
bibles with less about Jesus]
[
global power elite]
 

English:
Is the Virgin Mary dead or alive?
For your free copy of this booklet
click here.
 
Español:
La Virgen María - ¿Está Muerta o Viva?
Sólo para leer - ninguna copia impresa disponible más.
 
Français:
La Vierge Marie, est-elle Morte ou Vivante?
Pour votre copie libre de ce livret
clic ici.
 
Deutsch:
Ist die Jungfrau Maria tot oder lebt Sie?
Die Bibel sagt die Warheit,
klick hier.


apoye este sitio web:

PayPal opcional: